Cómo combatir el frío con nuestra alimentación

El frío ha llegado casi sin avisar y es el momento de preparar comidas calentitas, que nos aporten calorías y nos ayuden a combatir el frío. Platos ricos y sanos para prevenir resfriados u otras enfermedades propias de los meses más fríos.

Consejos

Bebida
Salud
Hábitos

Durante las épocas de frío es fundamental nutrirnos de alimentos calóricos, que nos ayudarán a acumular reservas de energía, ya que nuestro organismo necesita más calorías para mantener el calor corporal y corremos el riesgo de enfermar más que durante los meses de calor.

Uno de los alimentos por excelencia para combatir el frío es la sopa. Los caldos ayudan a mantener la temperatura corporal y además nos hidratan. En invierno bebemos mucha menos agua que durante el verano, pero sin embargo nuestro cuerpo la necesita igual.

Además de ayudarnos a entrar en calor, la sopa tiene propiedades antiinflamatorias, especialmente las que incluyen pollo, que nos ayudan a prevenir infecciones respiratorias.

En invierno las comidas tradicionales son más contundentes e hipercalóricas. Esto no es una casualidad. Con el frío gastamos más calorías y por eso los alimentos tienden a ser más calóricos. Por eso comidas como cocidos o guisos son básicos en esta época del año, y no debes renunciar a ellos.

Para conseguir esos aportes de energía extra que nuestro cuerpo necesita, puedes optar por recetas que combinen carne con guarniciones de pasta o arroz, ya que estos alimentos son ricos en carbohidratos.

Aunque nuestro cuerpo nos pida alimentos más completos, no debemos olvidarnos de la fruta. La vitamina C, presente en los cítricos como al naranja y la mandarina, ayuda a prevenir resfriados y reducir sus síntomas.